(Selecció de Josep Valls).

EDICIÓ TANCADA

Discriminación en el trabajo

. dimarts, 5 de juny de 2007
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks


Por Cris Pérez Vázquez. En el País de hoy aparece una noticia de una demanda de una directiva a General Electric por discriminación sexista. El litigio de la General Electric no es el único: Wal Smart también ha sido denunciada en una querella colectiva de 1,6 millones de mujeres.

Las demandantes acusan a las empresas de toparse con el techo de cristal que les impide continuar con su carrera profesional y de diferencias salariales con otros compañeros con los mismos cargos empresariales.

Casos más exagerados se dieron en 1996, cuando unas trabajadoras de Mitsubishi denunciaron a la planta de la marca en Illinois por insultos y por promover un ambiente hostil hacia las trabajadoras.

La marca de cerveza Stroh en Minnesota fue denunciada por publicidad sexista. También la Ford Motor Company pagó $8 millones por una denuncia relacionada con la discriminación.

Tampoco en Europa tenemos comportamientos más inclusivos, los manuales de la empresa sueca IKEA contenían lenguaje discriminatorio al no incluir figuras femeninas en los mismos.

Más cercana todavía es la empresa radicada en Barcelona, Bopan Promociones Alimentarias, que fue sancionada por publicar una oferta de empleo en la que se solicitaba "un aprendiz de bollería" y se exigía para acceder al puesto ser "varón, de menos de 25 años..."

De la discriminación, tampoco está exenta la Administración Pública ni los hombres. El INEM en Granada fué condenado a pagar una compensación a una mujer por no ofrecer un empleo como monitora de Educación Especial por estar de baja por maternidad. También en Pontevedra, el Centro Municipal de Asesoramento á Muller quería contratar a una psicóloga y así lo exigían las condiciones. Las bases de contratación fueron anuladas en el juzgado por discriminar el género masculino y es que no sólo las mujeres son víctimas de la discriminación.

Un ciudadano afroamericano demandó a Apple por discriminación racial. La propietaria de una peluquería en el Ferrol se negó a aceptar clientas colombianas para no perjudicar la imagen de su negocio.

Estos son ejemplos de conductas que las empresas responsables no deberían permitir y, en cambio, siguen existiendo. Cosas cuotidianas que nos acompañan cada día en la prensa, en la televisión, en los comportamientos y hábitos diarios.

Os invito a luchar contra esta discriminación. A comprometeros para ser personas más inclusivas, más responsables, más comprometidas. Os invito a fijaros y tomar de conciencia de esos signos de discriminación y a actuar para cambiarlos.

La inclusión es tu responsabilidad, es nuestra responsabilidad.

Carmen Calvo dice que la Real Academia trabaja en la asunción como norma del lenguaje no sexista
Demanda contra General Electric, El País (05/06/07)
Discriminación sexista en los manuales de Ikea, El Mundo (11/03/05)
La publicidad sexista tiende a la sutileza y es menos obvia, pero igual de agresiva, Consumer(15/03/07)
Condenadas a sufrir discriminación, La Vanguardia (09/03/02)

1 comentaris:

Anònim ha dit...

Las mujeres seguimos destinadas a determinados trabajos. En consecuencia, no se nos da la oportunidad de acceder a otros puestos de trabajo.
http://empleo.universiablogs.net/galeria_fotos_muejers_dia_internacional